MENSAJES DE TEXTO Y CORREOS ELECTRÓNICOS

MENSAJES DE TEXTO Y CORREOS ELECTRÓNICOS

Muy de moda el hecho de escribirse, saludarse, hacer negocios, dictar conferencias y hasta quererse con la pareja vía Internet. Igualmente, los mensajes de texto; utilizados con frecuencia, entre otros motivos, porque a través de ellos ahorramos gastos por conversación. Pero la mayoría de las personas desconoce lo delicado y peligroso que a veces resulta decir ciertas cosas por correo electrónico y mediante textos a través del teléfono celular. Hay quienes ofenden, insultan y acusan mediante estas vías, pensando que no existen consecuencias jurídicas ya que la persona emisora de los mensajes está oculta para el momento de enviar el mensaje o utiliza un teléfono prestado o una computadora prestada para poder realizar con “libertad” (entre comillas) su actividad. Algunos más osados difunden mediante la red, imágenes particulares contentivas de sexo o de violencia sin ningún tipo de restricción para acceder a ellas.

Otros suelen utilizar estos medios electrónicos para contratar negocios y desarrollar actividades comerciales ya sean éstas de carácter permanente o eventual. Pero, existen leyes en Venezuela que regulen este tipo de actividad? Efectivamente, Sí! Además del Decreto de Internet, existen otras normativas tales como la Ley sobre Mensajes de Datos y Firmas Electrónicas; el Reglamento parcial de esta Ley, específicamente desarrollado para regular la acreditación de los Proveedores de Servicios de Certificación Electrónica, así como la Ley sobre Delitos Informáticos, que regula y sanciona todo lo referente a los delitos computarizados (fraude financiero; estafa bancaria; bolsa de valores electrónica; cajeros electrónicos; difusión de pornografía; entre otras actividades delictivas). Al lector le parecerá increíble pero así es, el hecho que la ley venezolana le otorgue a un mensaje electrónico, asociado a una firma electrónica, un importante valor probatorio en materia de conflictos relacionados con esta materia.

Una firma electrónica es el nombre que le damos a nuestro correo electrónico (e-mail); por ejemplo: gilberto@reyeskinzler.com Esta sería la firma electrónica la cual aparece como emisora del mensaje; cuál mensaje? Cualquiera que yo desee enviar a través de la red a un destinatario determinado! Ahora bien, de acuerdo a la ley venezolana, cualquier mensaje que una persona reciba desde esa firma, la autoría del contenido del mismo será atribuido al titular de esa firma electrónica; por lo que, si yo prometo comprar, vender, pagar, dar, hacer o no hacer cualquier cosa; bastará que el destinatario oponga en juicio ese correo electrónico para que la autoridad jurisdiccional respectiva diga que efectivamente fuí yó el autor y responsable del contenido del referido mensaje; de allí el peligro que otras personas utilicen nuestra firma electrónica para enviar o recibir comunicaciones y hacer negocios a través de nosotros. Igual cuidado hay que tener con los mensajes enviados desde los teléfonos celulares; ya que a veces escribimos y enviamos ciertos contenidos que en cualquier momento podrían ser utilizados en nuestra contra, bien porque hemos expresado hechos inciertos o porque hemos proferido palabras agraviantes e injuriosas.

De acuerdo a esto, sabía usted entonces que lo que escriba, señale o exhiba mediante cualquier vía electrónica, tendrá valor probatorio en juicio y que su firma electrónica podría equivaler a su firma autógrafa en caso que se logre probar que desde su e-mail se emitió algún tipo de mensaje que lo pueda de cualquier forma comprometer u obligar? Interesante no? Cuidado entonces!.

Por Gilberto Reyes Kinzler





Este artículo proviene de ...:: ViaLegal.com.ve
http://www.vialegal.com.ve

La dirección de esta noticia es:
http://www.vialegal.com.ve/modules.php?name=Sections&op=viewarticle&artid=9