Inicio    Nosotros     Noticias     Enlaces     Consultas

Temas
 

Via Legal

Libro Via Legal

Buscador TSJ

Contáctenos

DE LOS PRESTAMOS Y PRESTAMISTAS!

Cuando vemos en la prensa anuncios como: “Presto dinero con garantía” o “Dinero rápido” o “Le recuperamos su retracto” o “Le compramos su hipoteca”, en fin, cualquier temerario anuncio mediante el cual se nos ofrece prestarnos dinero fácilmente sin mucho papeleo; es simplemente el inicio de un gran problema. El prestamista procura recibir un alto porcentaje de intereses a cambio de prestar una cantidad determinada de dinero; pero como sabe en el fondo que dicha práctica es ilegal cuando se cobran intereses por encima del doce por ciento (12%) anual, es decir, uno por ciento (1%) mensual; acude a la utilización de figuras jurídicas como la “Venta con Pacto de Retracto” o más descaradamente exige a su víctima una “Venta pura y simple” del bien que sirve de garantía, ya sea su casa o su vehículo, entre otros; donde simula un precio pagado por la cosa y donde está incluido lo que le prestaron a usted más una gran cantidad por concepto de intereses. Además de estipular la cantidad prestada, más los intereses como un todo, le cobran de nuevo, en forma semanal, quincenal o mensual, el interés exigido que muchas veces supera diez o veinte veces el interés legal permitido y que debe usted pagar inexorablemente so pena de perder el bien dado en venta simulada, creyendo que lo dio en simple garantía.

Cuando le hablen de “Venta con pacto de retracto”, se trata de una venta de algún bien suyo, mueble o inmueble, que a cambio de un precio determinado, usted se reserva el derecho de arrepentirse de esa venta por un tiempo estipulado y, antes que termine ese lapso acordado, usted devuelve al comprador el monto del precio pagado y rescata así lo que usted vendió. De no devolver el monto del precio, quien le compró ese bien, adquirirá irrevocablemente la propiedad del mismo. Qué hacen entonces los prestamistas?; fácil, le dicen a usted que le firme una venta con pacto de retracto y colocan como precio, la cantidad prestada más los intereses para simular que no cobran intereses usureros sino legales, cuando en realidad ya están incluidos. Si usted no paga en el tiempo acordado perderá sencillamente su propiedad. Ahora, qué hacer para no perderla?. Si usted quiere devolverle el dinero al prestamista y éste por algún interés obscuro no quiere recibirle ese dinero tratando de hacer tiempo para que venza el contrato y quedarse con su propiedad; debe buscar asesoría y consignar, a favor del prestamista, en un Tribunal competente, el dinero estipulado en el contrato que firmó. Jamás convenga en firmar una venta pura y simple de su propiedad cuando en realidad sea un préstamo de dinero.

Existen figuras idóneas para eso, suscriba un contrato de préstamo propiamente dicho o un contrato de préstamo con garantía hipotecaria, pero no facilite al prestamista la posibilidad de quedarse con su propiedad. No permita que le cobren intereses por encima de la tasa legal, y si lo hace por necesidad, suscriba un documento donde asuma el menor riesgo posible. Tampoco firme cheques post-datados o letras cambio que garanticen el pago de los intereses del prestamista; recuerde que los cheques y las letras de cambio son independientes del motivo que los origina y podría el prestamista cobrarlos en cualquier momento, alegando motivos distintos a los verdaderamente acordados. En conclusión, cuando necesite los servicios de un prestamista, pida primero asesoría a su Abogado de confianza y que le informe sobre los riesgos de la negociación. Es preferible solicitar crédito en instituciones bancarias o financieras, que a pesar de sus altas exigencias y formalidades, las operaciones bancarias, a diferencia de los prestamistas de calle, presentan mayor seguridad jurídica.

Por Gilberto Reyes Kinzler

(752 palabras totales en este texto)
(23701 Lecturas)   Versión Imprimible

  

[ Volver Mercantil | Índice de las Secciones ]