Inicio    Nosotros     Noticias     Enlaces     Consultas

Temas
 

Via Legal

Libro Via Legal

Buscador TSJ

Contáctenos

¿A QUIÉN LE COBRO MI DEPOSITO?

Terminó mi contrato de arrendamiento. Conseguí a donde mudarme, pero para poder firmar un nuevo contrato tengo que entregar un dinero como DEPÓSITO EN GARANTÍA al propietario de la vivienda donde voy a vivir ahora ya que el dinero del depósito anterior me serviría para el mismo fin. Busco al dueño de la casa de donde me mudé, le pedí que me reintegrara mi dinero y me dijo que él no lo tenía, que se lo pidiera a la inmobiliaria que me alquiló la casa. Fui hasta la sede de la referida inmobiliaria y me dijeron allí que eso no era problema de ellos sino del dueño de la casa y que era él quien tenía el dinero de mi depósito. Ha pasado el tiempo y nadie responde ni rinde cuenta por mi dinero entregado en garantía de depósito.

Esta historia es más común de lo que todos podemos imaginar; es la forma de cómo se burlan muchos propietarios de inmuebles en alquiler y de algunos intermediarios o corredores inmobiliarios en perjuicio de inocentes e incautos inquilinos. Además del dinero correspondiente al depósito, lo mismo hacen con el dinero cobrado de más respecto a inmuebles que son objeto de regulación conforme a la ley. Existe como especie de peloteo a la hora de devolver el dinero propiedad del inquilino, que si el propietario, que si la inmobiliaria, en fin.

Al respecto, la Ley de Arrendamientos Inmobiliarios venezolana vigente establece responsabilidad solidaria entre el propietario y el administrador o el agente inmobiliario que sirvió de intermediario entre el inquilino y el propietario; vale decir, cualquiera de los dos es responsable ante el inquilino por la devolución de su depósito y por los alquileres cobrados de más. Puede usted como inquilino demandar a ambos o a cualquiera de ellos para hacer efectiva la devolución de tales cantidades.

Es importante destacar además, que el dinero del depósito lo devolverá el arrendador (propietario o intermediario), siempre y cuando el inmueble arrendado no hubiere sufrido daños físicos o materiales en ocasión del arrendamiento, y en caso de haber existido, el inquilino no los hubiese resarcido o reparado voluntariamente. En este caso podrá el arrendador hacer reparar tales daños y deducir del monto del depósito la suma invertida en la reparación. Pero en caso contrario, debe el propietario arrendador o el intermediario arrendador, devolver la cantidad de dinero dada en garantía y además con sus respectivos intereses, tal y como lo establece la normativa vigente, dentro de los sesenta (60) días calendarios siguientes a la fecha de terminación del contrato de arrendamiento. Los intereses deben ser estimados a la tasa pasiva promedio de los seis principales entes financieros del país, establecida durante la vigencia de la relación arrendaticia. Recordemos que el pago de estos intereses está supeditada al hecho que el arrendador no haya depositado en una cuenta bancaria ese dinero correspondiente al depósito, tal y como lo manda la referida Ley de Arrendamientos Inmobiliarios (art.24,25 y 26).

En caso que el arrendador se negare sin justa causa a reintegrar el depósito y sus intereses, vencidos los sesenta (60) días mencionados anteriormente, el arrendatario podrá ocurrir al Tribunal competente por la cuantía para hacer valer sus derechos y la causa se tramitará en instancia única, conforme al procedimiento breve establecido en la tantas veces mencionada Ley de Arrendamientos.

Por Gilberto Reyes Kinzler 

(734 palabras totales en este texto)
(6756 Lecturas)   Versión Imprimible

  

[ Volver Arrendamiento | Índice de las Secciones ]