Inicio    Nosotros     Noticias     Enlaces     Consultas

Temas
 

Via Legal

Libro Via Legal

Buscador TSJ

Contáctenos

RESIDENCIAS Y CUOTAS DE MANTENIMIENTO

Existe mucha duda en el colectivo, respecto a si en un conjunto residencial, no sometido a propiedad horizontal, se debe pagar o nó cuotas de condominio tendientes a sufragar los gastos originados por conservación, mantenimiento o mejoras efectuados al mismo. Mucha gente, habitantes inquilinos y/o copropietarios, de algunas de las viviendas del conjunto se niegan a pagar y a contribuir con los gastos comunes alegando que en esa residencia no priva el contenido de la Ley de Propiedad Horizontal como ocurre con los edificios, y que por lo tanto no existe condominio en sentido estricto y no hay en consecuencia que pagar nada por gastos comunes. Yerran las personas que piensen así. Les aclaro en este capítulo de vía legal, que en la legislación venezolana, específicamente en el Código Civil (Art.762), se prevé todo lo concerniente a la contribución a la cual están obligados los copropietarios o comuneros de una cosa que pertenece a todos en cuotas de derechos proindivisos (no divisibles individualmente). No sólo están obligados a pagar, sino que además, la ley faculta a los propietarios solventes a cobrarle a los insolventes, su cuota correspondiente en los mencionados gastos.

En nuestro conjunto residencial existen por ejemplo calles de circulación internas; puertas de acceso, tanto peatonales como para vehículos, paredes que sirven de cercas perimetrales, en fin, cualquier clase de cosas que sirven a todos por igual. Quién paga entonces, el motor a control remoto, las llaves de seguridad; el vigilante en caso que exista; el jardinero, etc?.- Todos estos son ejemplos de gastos que corresponden a todos por igual y en la misma proporción. Aquí no es como en los edificios, que mientras el apartamento sea más grande, mayor será el aporte en los gastos del condominio. En los conjuntos residenciales conformados por viviendas unifamiliares, se deben distribuir los gastos entre el número de unidades de vivienda que allí existan en igual proporción; no hay diferencias, a menos que exista una regulación especial. Existen casos en los cuales una persona es dueña de dos y hasta más inmuebles en el mismo conjunto; correspondiéndole pagar en este caso a esa persona, tantas cuotas como inmuebles tenga en propiedad.

Asimismo, respecto a las decisiones que se toman en el conjunto residencial, las mismas adquieren fuerza para todos cuando han sido tomadas mediante el concurso de la mayoría relativa, es decir, la mitad más uno, de los comuneros; privando así la voluntad general sobre la individual o de la minoría, excepto para efectuar la partición del bien común, donde cualquiera de los comuneros puede pedirla o solicitarla judicialmente. Finalmente, recordemos entonces que como copropietarios del conjunto residencial donde esté nuestra vivienda, somos comuneros en propiedad, uso, goce y disfrute de las áreas comunes, y en consecuencia, estamos obligados a contribuir con los gastos de conservación, mantenimiento y mejoras que se hagan a las mismas, sin que exista reglamento alguno incluso que lo imponga, ya que tal obligación está prevista en la ley y ésta debe cumplirse inexorablemente.

Por Gilberto Reyes Kinzler

(648 palabras totales en este texto)
(2930 Lecturas)   Versión Imprimible

  

[ Volver Compra - Venta | Índice de las Secciones ]